AP
APOSTOLADO DE LA PALABRA
 para la evangelización mundial

¿Quiénes somos?
Apostolado de la Palabra es un proyecto ministerial misionero. La misión de la iglesia es la evangelización, pues se trata de la prolongación de la misión de Cristo. Así lo expresó Jesús desde el principio de su ministerio público: 

"El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar la Buena Noticia" (Lucas 4:18).

Así lo entendieron sus discípulos y lo consignaron en sus escritos:

1. PREDICAR: - "Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos" (Marcos 16:15).

2. ENSEÑAR: - "Vayan y hagan discípulos... enseñándoles" (Mateo 28:19-20).

3. TESTIFICAR: - "Ustedes son testigos de todas estas cosas" (Lucas 24:48). - "Serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes" (Hechos 1:8).

4. SEGUIR: - "Sígueme" (Juan 21:19). - "En cuanto a ti, sígueme" (Juan 21:22).
 
5. ENVIAR: - “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes” (Juan 20:21). - "Así como tú me enviaste al mundo, yo los envío al mundo" (Juan 17:18). 
 
Apostolado de la Palabra nace después de varios años de reflexión y de un cúmulo de experiencias. Como nos preocupa nuestra responsabilidad como cristianos en el mundo, afirmamos que la misión de la iglesia es evangelizar, para implantar el reino de Dios en el mundo.
 
En el trascurso del tiempo nos hicimos las siguientes preguntas:
¿Quiénes deben hoy día continuar la labor evangelizadora?
¿A quienes les corresponde evangelizar en la actualidad?
 
Buscando las respuestas, nos encontramos que en la iglesia hay creyentes, discípulos y apóstoles.
 
-Apostolado es la acción que hace el apóstol anunciando la Palabra de Dios.
-Apóstol es quien ha sido apartado o escogido de entre los discípulos, para ser enviado a revelar lo que Jesús le ha dicho a sus oídos (Mateo 10:27) y ya no abandona tan fácilmente su encargo, aunque Judas lo hizo (Juan 6:70).
-Discípulo es el creyente que sigue a Jesús Maestro; es aquella persona que es entrenada y equipada (Mateo 16:24-28), pero que puede abandonar en cualquier momento a su Maestro (Juan 6:66)
-Creyente es quien ha sido informado de la salvación y ha recibido a Cristo como su Salvador y Señor (Romanos 10:9-10).
 
En Santiago 2:19 se dice que hasta los demonios son creyentes. En Juan 6:66-70 se afirma que algunos discípulos desistieron de la enseñanza y del seguimiento de Jesús. Los apóstoles fueron más firmes, sin embargo uno era el diablo:

"A partir de ese momento, muchos de sus discípulos se apartaron de él y lo abandonaron. Entonces Jesús, mirando a los Doce, les preguntó: ¿Ustedes también van a marcharse? Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién iríamos? Tú tienes las palabras que dan vida eterna. Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios. Entonces Jesús dijo: Yo los elegí a ustedes doce, pero hay uno de ustedes que es un diablo" (Juan 6:66-70).
 
Hoy día vemos que sucede lo mismo. Los creyentes parecen incrédulos, los discípulos abandonan la iglesia y los apóstoles perseveran un poco más. Aquellos que han avanzado más y han alcanzado una mejor preparación, son los que menos abandonan el ministerio evangelizador.
 
El llamado ideal es perseverar y ser fieles a la obra (Hebreos 12:1). Por lo tanto, a los apóstoles que les corresponde evangelizar, en el principio fueron enviados doce (Marcos 3:13-14) y luego 72 (Lucas 10:1). Después fueron enviados todos los creyentes (Hechos 8:4). 
 
La labor y el oficio de evangelización se llama apostolado, por ser la función que desempeña el apóstol.
 
Ahora, ¿quiénes son los apóstoles?
 
Son las personas escogidas por Jesús. Son aquellos que reciben la Palabra de Dios y la dan a conocer a todas las personas. Son envíados por Jesús mismo, a través de la historia de la iglesia.
 
En esa experiencia reveladora, Ricardo Rubio, ordenado presbítero en la Arquidiócesis de Manizales, Colombia, el 28 de Noviembre de 1992, se ha movido a través de diversos lugares, con el fin de conocer diversas experiencias, entre criterios denominacionales y la infinidad de movimientos congregacionales.
 
Fruto de la recopilación de información, de oír infinidad de testimonios y de distintas experiencias de fe, Ricardo Rubio se ha empapado de variedad de conocimiento y en una síntesis de contenido propone el proyecto Apostolado de la Palabra, para la Evangelización Mundial.
 
Es un proyecto misionero que se desarrolla en tres niveles: Plantec, Remad y Lephes.
 
Plan Total de la Evangelización Completa
 
Remar Mar Adentro (Lucas 5:4)
 
Leer, Pensar, Hablar y Escribir
 
 
 

Copyrigth © Ricardo Rubio, 2001-2014. Todos los derechos reservados. Powered by Ricardo Rubio
Ubicación: 200 Diaz St. Del Río, TX. 78840, USA.  Teléfono 830-719-7887830-719-7887
E-mail: ricardorp62@aol.com